Guisantes congelados: 4 formas de congelar guisantes verdes para el invierno en casa

Guisantes congelados: 4 formas de congelar guisantes verdes para el invierno en casa

AnyutaN – 15 de septiembre de 2016

La temporada de maduración de los guisantes verdes va y viene muy rápido. Para mantener los guisantes verdes frescos para el invierno, puede congelarlos. Hay varias formas de congelar guisantes en casa. Hoy intentaremos considerarlos todos.

¿Qué guisantes son mejores para congelar?

Para congelar en forma de cáscara, las variedades con cerebro y semillas lisas son más adecuadas. Estos guisantes son tiernos y dulces, pero las cáscaras de la vaina tienen una capa de pergamino, lo que no permite que se utilicen como alimento.

Los guisantes de azúcar y de nieve son adecuados para congelar en vainas. Los guisantes de azúcar tienen vainas gruesas, mientras que los guisantes de nieve son planos, con semillas inmaduras. Ambos tipos de guisantes se pueden congelar en vainas.

Maneras de congelar guisantes verdes

1. Cómo congelar guisantes crudos

La forma más fácil de congelar guisantes verdes es congelarlos frescos. Para hacer esto, las vainas de guisantes se lavan con agua corriente y se secan con una toalla. Luego, los granos se eliminan de las vainas, mientras se seleccionan solo semillas de color verde brillante y sin daños. Solo queda envasar los guisantes en bolsas o recipientes, y enviarlos al congelador.

Hay que tener en cuenta que con este método de congelación, las semillas pueden quedar ligeramente amargas. Para evitar esto, los guisantes se someten a un tratamiento térmico.

Vea el video del canal Tasty Corner – Cómo congelar guisantes verdes para el invierno

Vea el video del canal “Flores en Svetik” – Congelación de guisantes verdes para el invierno.

2. Cómo blanquear los guisantes antes de congelarlos

Inicialmente, los guisantes se pelan. Solo los guisantes densos, brillantes y sin signos de deterioro se seleccionan para congelar. Luego, las semillas se colocan en un tamiz y se enjuagan bajo el grifo. Es mejor hacer esto varias veces, cada vez cambiando y enjuagando el tamiz nuevamente.

Luego, las semillas de chícharo deben sumergirse, directamente en un colador o una bolsa de tela especial, en agua hirviendo durante no más de 3 minutos.

Después del tratamiento térmico, los guisantes blanqueados deben sumergirse inmediatamente en agua helada. Para que el agua esté a una temperatura mínima, primero se sumergen un par de docenas de cubitos de hielo en un recipiente con agua fría. El enfriamiento rápido detiene el proceso de cocción. Los granos de guisantes se desechan en un colador y se dejan escurrir tanto como sea posible.

Luego, los guisantes se esparcen sobre una superficie plana y se congelan durante varias horas. Esto hará que la escarcha se desmorone. Después de que los granos estén ligeramente congelados, se vierten en una bolsa para congelar y se almacenan en el congelador.

READ
Cómo cuidar las rosas en primavera, cuándo plantar rosas en campo abierto, cómo plantar y cuidar después de plantar

La opción de congelar los guisantes blanqueados le permite conservar su color y sabor.

Mire el video del canal “Consejos útiles sobre todo”: cómo congelar verduras sin perder el sabor

3. Cómo congelar guisantes en vaina

Para congelar las vainas de guisantes, se lavan previamente y se secan sobre una toalla. Luego, en ambos lados de la vaina, se cortan los extremos y se eliminan las fibras longitudinales duras.

Blanquee las vainas de guisantes verdes de la misma manera que los granos. Lo único es que, si usa una variedad de guisantes nevados, entonces no debe blanquearlos durante tres minutos, sino uno.

Después de que las vainas se hayan sometido al procedimiento de escaldado y apagado, deben secarse con toallas de papel y colocarse en bolsas o contenedores de embalaje.

4. Congelar guisantes en moldes

Otra forma interesante de congelar los guisantes verdes es congelarlos en bandejas de cubitos de hielo en agua o caldo.

Para hacer esto, los guisantes se retiran de las vainas, se lavan y se eliminan las muestras dañadas. Disponer en recipientes para congelar hielo o pequeños moldes de silicona para hornear. A continuación se vierten los guisantes con agua o caldo, sin llegar hasta el borde de los moldes, ya que el líquido, al expandirse al congelarse, puede salirse.

Los formularios llenos se envían al congelador por un día. El hielo congelado con guisantes verdes se retira de los moldes y se transfiere a bolsas para su almacenamiento.

Período de validez de los guisantes verdes

Los guisantes congelados deben almacenarse a una temperatura de -18 ºС durante no más de 9 meses, por lo que se recomienda marcar la fecha de congelación del producto en el paquete en blanco.

Cómo congelar guisantes verdes

Los guisantes son un cultivo valioso con excelente sabor y propiedades nutricionales, ricos en vitaminas y minerales. Su época de maduración es bastante corta, y querrás ver un producto tan útil en tu mesa durante todo el año. Muchas amas de casa congelan los guisantes verdes, ya que esta es la forma más fácil, conveniente y segura de cosecharlos en casa.

Los guisantes congelados conservan bien su forma y textura sin perder valor nutricional ni nutrientes

Qué guisantes elegir

Para elegir la materia prima adecuada, es importante decidir con qué propósito se realiza la cosecha. Para comer guisantes crudos y agregarlos a las ensaladas, son los más adecuados variedades de cerebro: son muy sabrosos y dulces, se conservan a escala industrial. Los granos se congelan sin vaina, que son de poca utilidad para la alimentación.

READ
Diagrama de cableado de bricolaje en una casa privada: cómo hacer un diagrama de conexión eléctrica

Los guisantes de cerebro tiernos y suaves se deterioran rápidamente sin ningún procesamiento, por lo que las vainas recién recolectadas no se almacenan durante mucho tiempo y los granos se eliminan inmediatamente antes de la cosecha.

Guisantes de cáscara, verde en la etapa de madurez “lechosa”, fresco no tiene buen sabor, pero es nutritivo, contiene mucho almidón y poca azúcar. Después de descongelar, es conveniente usar dicho producto para preparar primeros y segundos platos, sopas y puré de papas.

Al igual que las variedades de cerebro, las de pelar se cosechan sin vaina (de ahí el nombre: pelar significa pelar)

variedades de azúcar, a pesar del nombre “dulce”, prácticamente no se utilizan en forma cruda para la alimentación. Pero al freír, hervir y guisar, estas legumbres revelan su maravilloso sabor. Y lo más importante, se pueden cocinar y conservar junto con las vainas, que tienen un sabor similar al de los espárragos, contienen una gran cantidad de nutrientes y tienen un contenido bajo en calorías.

métodos de congelación

Un producto vegetal destinado a la preparación de diversos platos, dependiendo de su cantidad y de la capacidad del equipo de congelación, puede prepararse de una o todas las siguientes formas:

congelación cruda

La forma más fácil de congelar los guisantes verdes para el invierno en el congelador es limpiarlos, empacarlos y enviarlos inmediatamente a la cámara para su almacenamiento. El método es condicionalmente adecuado tanto para productos con cáscara como para legumbres en vaina. Aquí, sin embargo, hay matices que deben tenerse en cuenta:

  1. Las vainas destinadas a congelarse enteras deben lavarse y secarse bien con una toalla limpia.
  2. Los granos sacados de las vainas no se lavan.
  3. Los guisantes de variedades peladas, congelados sin tratamiento térmico preliminar, después de un tiempo pueden dar amargura. Según las revisiones, es casi imperceptible si luego lo usa para cocinar platos calientes, es decir, hervir, freír o guisar. Si piensas usarlo fresco, por ejemplo, en ensaladas, se notará el amargor.
  4. Los granos crudos de variedades de cerebro después de pasar un tiempo en el congelador se oscurecen y pierden su apariencia apetitosa.
  5. Después de descongelarlos, los guisantes que no se han sometido a un tratamiento térmico preliminar pueden ablandarse y cubrirse de mucosidad, lo que es poco probable que provoque una reacción positiva en los hogares y los invitados. Esto se debe a la conservación de las enzimas que provocan la sobremaduración y el deterioro del producto.
  6. Los guisantes limpios y secos y las vainas bien secas se desmoronan sin congelarse en un solo bulto. Para un almacenamiento económico, se pueden envasar en bolsas convencionales, de las que es conveniente eliminar el aire, y luego seleccionar la cantidad adecuada antes de su uso.
READ
Cómo cultivar uvas en los suburbios.

Para evitar que se acumule hielo en la pieza de trabajo, debe intentar eliminar el aire del embalaje tanto como sea posible antes de colocarlo en el congelador.

Por lo tanto, este método es el más adecuado para el almacenamiento a corto plazo de granos y vainas enteras.

Con preblanqueo

A pesar del sonido formidable, el blanqueamiento no es una especie de evento terrible que dura varios días y se lleva a cabo al son de la pandereta de un chamán. Esta definición oculta un procedimiento a corto plazo para el tratamiento térmico del producto, literalmente: “escaldar con agua hirviendo”. El escaldado, que toma solo unos minutos, le permite conservar la apariencia atractiva y las propiedades nutricionales de los guisantes y las vainas sin perder una parte significativa de los nutrientes.

Las materias primas se sumergen en agua hirviendo o se vierten en ella, dejándolas de 1 a 5 minutos, según el tamaño y el grado de madurez de los granos o las vainas.

Guía paso a paso:

  1. Los guisantes frescos se seleccionan, limpian y, si es necesario, se lavan.
  2. Las materias primas preparadas se colocan en un colador.
  3. En un recipiente, cuyo diámetro le permite colocar un colador, hierva agua potable limpia.
  4. Las materias primas se colocan en agua hirviendo y se hierven durante 2-3 minutos.
  5. Paralelamente, prepare un recipiente del volumen apropiado con agua fría, en el que se pueda agregar hielo.
  6. El colador con legumbres se retira del agua hirviendo y se transfiere inmediatamente a agua fría para interrumpir bruscamente el proceso de cocción y preservar el brillo del color tanto como sea posible. Dejar durante 10-12 minutos.
  7. Cuando la materia prima se ha enfriado, se retira del agua y se coloca sobre toallas limpias para que se seque.
  8. Después de un secado completo (pero no demasiado largo), el producto se empaqueta en un recipiente conveniente y se coloca en el congelador del refrigerador o en la cámara.

Para la preparación de un producto semiacabado de este tipo, puede usar guisantes sin cáscara y junto con vainas.

Clasificado

Las mezclas congeladas preparadas son muy populares, que son un conjunto completo de vegetales para sopas, ensaladas calientes, platos principales y guarniciones complejas.

El surtido (en la foto) generalmente incluye diferentes tipos de legumbres, zanahorias, pimientos, a veces se agregan champiñones, coliflor, brócoli e incluso arroz hervido.

Cada ama de casa regula la combinación y proporciones de los productos según su propio gusto. Lo principal es que las verduras se cortan en trozos de aproximadamente el mismo tamaño. Esto asegurará una congelación más uniforme y una cocción posterior. Las materias primas en las mezclas se congelan tanto crudas como semicocidas, después de blanquearlas, hervirlas, saltearlas o tostarlas previamente. Es más conveniente almacenar la pieza de trabajo en recipientes en porciones (bolsas herméticas con cremalleras, recipientes con tapas) en cantidades diseñadas para preparar un plato, ya que las verduras no se pueden volver a congelar.

READ
Cabras alpinas: foto y descripción, características, condiciones de detención, perspectivas de reproducción. | Portal Agrícola

Consejos útiles

Para conservar adecuadamente la cosecha de verano, tiene sentido prestar atención a algunos consejos:

  • se recomienda congelar previamente las vainas lavadas o escaldadas colocándolas en una capa sobre una superficie plana y colocándolas en el congelador durante varias horas. Después de eso, se empaquetan rápidamente en bolsas y se almacenan a largo plazo;
  • es muy importante elegir solo granos sanos, maduros, pero no demasiado maduros (gruesos) para congelar. Un guisante estropeado puede provocar la pérdida de todo el lote;
  • Puede descongelar el producto solo una vez, después de lo cual debe cocinarse o comerse inmediatamente. Por lo tanto, la congelación se realiza mejor en pequeñas porciones separadas;
  • antes de agregar a los platos calientes, no es necesario descongelar los guisantes (tanto blanqueados como crudos);
  • para el almacenamiento de la pieza de trabajo, debe elegir un recipiente sellado, ya que el producto vegetal puede absorber olores. De acuerdo, los guisantes verdes con sabor a pescado son un manjar interesante, pero muy extremo.

Encontrará una selección de recetas de guisantes en escabeche caseros en un artículo de nuestro sitio web.

Vídeo

Las amas de casa experimentadas comparten sus secretos para congelar guisantes verdes para el invierno en los siguientes videos:

Autora: Alina Agafonova

¿Encontraste un error? Seleccione el texto con el ratón y haga clic en:

Humus: estiércol podrido o excrementos de aves. Se prepara así: el estiércol se apila en un montón o pila, intercalado con aserrín, turba y tierra de jardín. El collar está cubierto con una película para estabilizar la temperatura y la humedad (esto es necesario para aumentar la actividad de los microorganismos). El fertilizante “madura” dentro de 2 a 5 años, según las condiciones externas y la composición de la materia prima. El resultado es una masa homogénea suelta con un agradable olor a tierra fresca.

Tanto el humus como el compost son legítimamente la base de la agricultura ecológica. Su presencia en el suelo aumenta significativamente el rendimiento y mejora el sabor de las verduras y frutas. En cuanto a propiedades y apariencia, son muy similares, pero no deben confundirse. Humus: estiércol podrido o excrementos de aves. Compost: residuos orgánicos podridos de diversos orígenes (comida en mal estado de la cocina, tapas, malezas, ramitas delgadas). El humus se considera un mejor fertilizante, el compost es más accesible.

READ
Pepinos Melotria: descripción de la variedad, reglas para plantar y cuidar, reseñas de residentes de verano.

En la pequeña Dinamarca, cualquier pedazo de tierra es un placer muy caro. Por lo tanto, los jardineros locales se han adaptado para cultivar verduras frescas en baldes, bolsas grandes, cajas de espuma llenas de una mezcla especial de tierra. Tales métodos agrotécnicos le permiten obtener un cultivo incluso en casa.

El agricultor de Oklahoma, Carl Burns, desarrolló una variedad inusual de maíz colorido llamado Rainbow Corn. Los granos de cada mazorca son de diferentes colores y tonalidades: marrón, rosa, morado, azul, verde, etc. Este resultado se logró a través de muchos años de selección de las variedades ordinarias más coloreadas y su cruce.

El lugar de nacimiento de la pimienta es América, pero el principal trabajo de mejoramiento para el desarrollo de variedades dulces lo llevó a cabo, en particular, Ferenc Horváth (Hungría) en los años 20. siglo XX en Europa, principalmente en los Balcanes. Pepper llegó a Rusia desde Bulgaria, por lo que recibió su nombre habitual: “búlgaro”.

La novedad de los desarrolladores estadounidenses es el robot Tertill, que realiza el deshierbe en el jardín. El dispositivo fue inventado bajo la dirección de John Downes (el creador de la aspiradora robot) y funciona de forma autónoma en todas las condiciones climáticas, moviéndose sobre superficies irregulares sobre ruedas. Al mismo tiempo, corta todas las plantas de menos de 3 cm con una recortadora incorporada.

Compost: residuos orgánicos podridos de diversos orígenes. ¿Cómo hacer? Todo se pone en un montón, en un hoyo o en una caja grande: sobras de la cocina, puntas de los cultivos del jardín, malas hierbas cortadas antes de florecer, ramitas delgadas. Todo esto se intercala con harina de fosforita, a veces paja, tierra o turba. (Algunos residentes de verano agregan aceleradores de compostaje especiales). Cubra con papel aluminio. En el proceso de sobrecalentamiento, la pila se agita o perfora periódicamente para que entre aire fresco. Por lo general, el compost “madura” durante 2 años, pero con aditivos modernos puede estar listo en una temporada de verano.

De los tomates varietales, puede obtener “sus” semillas para sembrar el próximo año (si realmente le gustó la variedad). Y es inútil hacer esto con los híbridos: las semillas resultarán, pero llevarán el material hereditario no de la planta de la que fueron tomadas, sino de sus numerosos “ancestros”.

La congelación es uno de los métodos más convenientes para preparar una cosecha de verduras, frutas y bayas. Algunos creen que la congelación conduce a la pérdida de propiedades nutricionales y beneficiosas de los alimentos vegetales. Como resultado de la investigación, los científicos han descubierto que prácticamente no hay disminución del valor nutricional durante la congelación.

Rating
( No ratings yet )
Like this post? Please share to your friends:
Leave a Reply

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: