Enfermedades del tomate (91 fotos): métodos para tratar variedades de invernadero de alto rendimiento y medidas preventivas

Enfermedades de los tomates: causas, métodos de diagnóstico, medidas preventivas y fotos.

Cultivar tomates en su propia parcela de jardín es una buena manera de obtener un producto indispensable en la mesa, en ensaladas, en forma de jugo de tomate.

Sin embargo, el cuidado de este cultivo está inevitablemente asociado con la necesidad de tratamientos regulares de arbustos contra plagas, patógenos de enfermedades infecciosas, virus y hongos.

Los tomates no son cultivos sin pretensiones. Las frutas de tomate son muy ricas en vitaminas, minerales y fibra.

Estas plantas son altamente susceptibles a diversos factores ambientales dañinos, lo que conduce a una variedad de síntomas y signos de enfermedades.

Un estudio cuidadoso de las enfermedades del tomate y su control le permitirá salvar la cosecha en su casa de verano.

Factores que contribuyen a la enfermedad del tomate

En el suelo, en las plantas mismas, en el agua de riego siempre hay una cantidad suficientemente grande de microorganismos.

Sin embargo, para la activación de las propiedades patógenas, se requieren ciertos factores y, a veces, su combinación:

  1. Heladas repentinas o siembra temprana de plántulas en campo abierto.
  2. Riego con agua fría o de pozo.
  3. Contenido insuficiente de minerales y sustancias orgánicas.
  4. Exposición a la luz solar directa, lo que provoca una quemadura de las hojas y una disminución de la inmunidad local de la planta.

El cuidado irracional, así como una carga microbiana masiva (por ejemplo, cuando se usa suelo contaminado) pueden conducir al desarrollo de una enfermedad del tomate.

Enfermedades infecciosas del tomate.

El grupo más común de enfermedades para los tomates está representado por patologías infecciosas. El mecanismo de desarrollo de la enfermedad es siempre el mismo, y comienza con una disminución de las defensas inmunitarias de la planta por diversas razones.

Lesiones fúngicas

Los microorganismos más formidables para los tomates son los hongos patógenos.

La razón de esto es el rápido crecimiento de los parásitos, la amplia distribución de esporas y trozos de micelio y la capacidad de existir en simbiosis con otros organismos microbianos.

Puede salvar un arbusto o una plantación de tomates con el diagnóstico oportuno de enfermedades:

  1. El tizón tardío es la enfermedad más famosa de la familia Solanaceae de naturaleza fúngica. Como regla general, no es posible salvar el arbusto y las frutas. Puede reconocer la enfermedad por una serie de signos: manchas que cambian de color a marrón-negro, una gruesa capa gris en el follaje, secado y caída de pedazos del tallo. Aparecen muescas y áreas de compactación en los frutos. La patología es peligrosa por la rápida propagación de los arbustos vecinos, por lo que es importante realizar un tratamiento adecuado de inmediato.
  2. Infección por hongos del suelo (verticilosis). Una enfermedad muy característica de las regiones de clima templado. Los signos específicos incluyen un cambio temprano en el color de las hojas inferiores a amarillo, torsión del follaje, marchitez de los tallos. Los signos de infección aumentan rápidamente, lo que lleva a la muerte constante del arbusto. Como tratamiento, se utiliza la eliminación de plantas infectadas, así como la pulverización de plantas vecinas con permanganato de potasio.
READ
Cultivo vertical de fresas (24 fotos): camas colgantes de bricolaje. ¿Cómo cultivar fresas en el limbo en el campo? Características de las fresas de invierno.

El mildiú polvoroso también es una enfermedad fúngica generalizada. El propósito principal son las hojas de tomate.

La activación del agente microbiano ocurre en condiciones de alta humedad, cuidado irracional. Puede reconocer la patología por la presencia de una capa gruesa en las hojas grises.

Al violar el proceso de fotosíntesis, el hongo inhibe el crecimiento y desarrollo del arbusto, interrumpe la maduración de las frutas y promueve la unión de microorganismos bacterianos.

Enfermedades de naturaleza bacteriana.

En el contexto de una inmunidad debilitada y la presencia de un hongo, muy a menudo se desarrolla una patología bacteriana. Las infecciones más específicas incluyen:

  1. cáncer bacteriano La infección comienza a aparecer desde el nivel inferior de las hojas, que pierden su elasticidad y se marchitan. Aparecen manchas amarillas en el follaje y frutos, transformándose gradualmente en úlceras. La etapa final de la enfermedad es el cese del crecimiento de la fruta y la muerte de la planta.
  2. Necrosis bacteriana del tallo. La enfermedad se propaga muy rápidamente, destruyendo plantaciones enteras de tomate. Las razones del debilitamiento de la inmunidad suelen ser cambios repentinos de temperatura, riego excesivo y un alto contenido de nitrógeno en el suelo. Los síntomas más reconocibles incluyen el enrollamiento de la hoja, la aparición de manchas brillantes en el follaje, una red de grietas en la superficie de los tomates maduros.

Las manchas bacterianas son un vívido ejemplo de otra patología bacteriana. Aparecen abolladuras y manchas negras en las hojas, los brotes se vuelven amarillos.

Los frutos están completamente cubiertos de puntos negros, lo que los hace inadecuados para comer.

Los métodos de tratamiento en todos los casos son la eliminación de arbustos infectados, seguida de quema, así como el tratamiento de plantas sanas con compuestos antibacterianos.

Enfermedades virales de los tomates.

Todas las enfermedades virales de los tomates no son tratables, y los arbustos afectados se queman, seguido de la labranza. Los portadores de virus son pulgones, hormigas, garrapatas y varios insectos.

Por lo tanto, la inspección cuidadosa y la eliminación oportuna de plagas ayudarán a evitar la activación de patógenos como:

  1. Virus del mosaico del tabaco.
  2. Virus de la mancha de bronce.
  3. Mosaico de tomate verde.

Casi todas las enfermedades del tomate tienen una imagen similar: aparecen manchas de varios colores en los frutos y las hojas, que conducen a la muerte del arbusto.

Daño de insectos a los tomates.

El tomate es un cultivo que se puede cultivar al aire libre o en un invernadero equipado.

Las plagas de insectos más conocidas para los cultivos de hortalizas incluyen:

  1. Gusano de sangre blanco, que deja la larva en la superficie inferior de la hoja. Para la planta, es la larva que se alimenta de la savia de la planta la que representa el mayor peligro.
  2. Ácaro araña. La red forma un capullo exterior en la superficie de la hoja, impidiendo la fotosíntesis normal. Los arbustos afectados dejan de crecer rápidamente, pierden follaje y mueren.
READ
Hongo Poddubnik: descripción, especies comestibles, lugares de crecimiento, tiempo de recolección, características de cocción, recetas

Las enfermedades del tomate en campo abierto incluyen el escarabajo de la patata de Colorado, pulgones, nematodos, que afectan principalmente a las raíces.

Enfermedades no transmisibles y sus causas.

Además de las plagas y los patógenos causantes de enfermedades, existen enfermedades causadas por un cuidado deficiente.

Enfermedades no infecciosas de los tomates en campo abierto:

  • Fruto vacío. Ocurre con una deficiencia pronunciada de potasio y la ausencia de insectos polinizadores.
  • Las grietas en los tomates se forman durante el riego irracional y los cambios repentinos en la temperatura del aire.

También hay una descripción de las enfermedades de los tomates que crecen en un invernadero:

  • Edema, en el que se forman crecimientos en los frutos. La razón es la falta de ventilación regular del invernadero y la acumulación de vapor de agua saturado.
  • Se observa la formación de manchas cerca del tallo, un cambio en el sabor y la calidad de las frutas con la aplicación insuficiente de fertilizantes minerales al suelo.

Las condiciones irracionales (alta humedad y falta de ventilación de alta calidad) a menudo causan el desarrollo de enfermedades del tomate, especialmente en invernaderos de policarbonato. El tratamiento de tales condiciones consiste en optimizar las condiciones de cuidado (riego, iluminación, nivel de humedad del aire).

La mayoría de las enfermedades del tomate, tanto infecciosas como no microbianas, se pueden evitar.

Para esto, se utilizan varios propósitos: tratamiento de semillas antes de plantar, uso de antisépticos y solo suelo probado para plantar plántulas, inspecciones periódicas de arbustos en busca de signos de enfermedades.

La atención óptima, junto con el diagnóstico oportuno de enfermedades, salvará las plantaciones de tomate y obtendrá una rica cosecha.

Enfermedades de la hoja de tomate

Los jardineros modernos cultivan tomates no solo en camas abiertas, sino también en invernaderos e incluso en los alféizares de las ventanas. Al mismo tiempo, incluso los principiantes saben que estas plantas a menudo están expuestas a diversas enfermedades. En primer lugar, el follaje de la belladona sufre de ellos.

¿Cómo identificar las enfermedades del tomate por las hojas?

Para determinar qué enfermedad sufre la planta, primero debe prestar atención a la apariencia del follaje.

Hojas amarillas

Muy a menudo, los jardineros notan que el follaje de los tomates comienza a volverse amarillo. A menudo, esto se debe al hecho de que las plantas no tienen suficiente humedad o nutrientes. Pero a veces las enfermedades comunes se convierten en la causa.

  1. Cercosporosis. Esta enfermedad afecta con mayor frecuencia a las plantas en la primera mitad del verano. La descripción del arbusto enfermo es familiar para muchos. Las hojas superiores e inferiores de la planta están cubiertas de manchas amarillas. Con el tiempo, las formaciones se oscurecen y aumentan de tamaño. En el futuro, la planta se debilita. Sus hojas se secan y se caen. Para tratar esta enfermedad, se utilizan fungicidas modernos. Los remedios caseros en este caso son ineficaces.
  2. Mosaico del tabaco. Una de las enfermedades más comunes de los tomates. Muy a menudo, afecta a las plantas que tienen daños mecánicos. Los insectos a menudo se convierten en portadores de la enfermedad. Se forman manchas amarillas en el follaje de un cultivo enfermo, que se oscurecen con el tiempo. Si ya hay frutos en el arbusto, su superficie comienza a cubrirse con puntos marrones. Los tomates infectados no se pueden curar. Por lo tanto, los arbustos enfermos generalmente se eliminan del sitio y se queman. El suelo después de tal procedimiento debe ser desinfectado. Esto es necesario para prevenir la propagación de la enfermedad.
  3. Mosaico de alfalfa. Este es otro tipo de mosaico. El portador de la enfermedad suele ser el pulgón. Aparecen grandes manchas amarillas en las plantas infectadas. Los tallos al mismo tiempo comienzan a oscurecerse. Pueden aparecer manchas húmedas marrones en las frutas. Las plantas infectadas deben ser destruidas. El sitio se trata con insecticidas o remedios caseros, tratando de deshacerse de los pulgones y las hormigas.
  4. Rizado. El portador de esta enfermedad suele ser la cigarra. En las plantas infectadas, las hojas superiores de los arbustos se enroscan gradualmente y se vuelven amarillas. Las venas se vuelven moradas en este momento. Los tomates en general se ven letárgicos y debilitados. Los frutos que aparecen en los arbustos infectados se ven demasiado pálidos y arrugados. Para prevenir la propagación de esta enfermedad, es necesario destruir a todos sus portadores. Luego, las plantas enfermas deben ser removidas del sitio y el suelo debe ser cultivado.

Distinguir estas enfermedades entre sí no es tan difícil como parece a primera vista.

Rizo de hojas

El marchitamiento y el rizado de las hojas son los principales síntomas de una enfermedad como la verticilosis. El primer signo de infección de la planta es la aparición de manchas amarillas en el follaje, que eventualmente se vuelven marrones. En el futuro, la planta se marchita y se seca. Los arbustos jóvenes son los que más sufren esta enfermedad.

No hay cura para el verticillium. Por lo tanto, al notar los primeros signos de la enfermedad, debe deshacerse inmediatamente del arbusto. El suelo después de esto debe ser desinfectado.

Hojas pálidas y ligeras.

Muy a menudo, las hojas viejas o las partes verdes de las plantas que sufren de deficiencia de nitrógeno se vuelven pálidas. Pero en algunos casos, las enfermedades también pueden ser la causa de un cambio en el color del follaje.

  • Septoria. La enfermedad más común que conduce a un cambio en el tono de verde. Suele afectar a las plantas en la segunda mitad del verano. El follaje de una cultura enferma está cubierto de manchas redondas claras con un borde oscuro. Primero sufren las hojas inferiores, luego las superiores. Con el tiempo, se vuelven marrones y se caen. Para combatir esta enfermedad se suelen utilizar preparados que contienen cobre.
  • aspermia. Esta es otra enfermedad que causa la decoloración del follaje. La estructura de las hojas se vuelve similar al papel corrugado. Además, aparecen patrones inusuales en la superficie de las hojas. Los tomates en sí no crecen bien en este momento y dan poca fruta. Es imposible curar esta enfermedad. Por lo tanto, los arbustos enfermos se desentierran y se queman. Después de eso, asegúrese de deshacerse de las cucharadas y las moscas blancas que se vieron en el sitio. Después de todo, son los principales portadores de esta enfermedad.

Después del final de la fructificación de los tomates enfermos, se recomienda eliminar los residuos de plantas y todas las malezas del sitio, y desenterrar y desinfectar el suelo.

Manchas marrones

Otro problema común al que se enfrentan muchos jardineros son las manchas marrones en el follaje y los tallos de las plantas. Están rodeados por un borde claro. En el reverso de las hojas en este momento se puede ver una ligera floración. En general, una planta enferma comienza a secarse. Los frutos están cubiertos de manchas marrones desde el interior y se pudren lentamente.

READ
Uvas silvestres: cuidado y plantación, reproducción en casa.

Todos estos signos indican que la planta ha sido afectada por una enfermedad fúngica como el tizón tardío. Esta enfermedad se propaga más rápidamente en la segunda mitad del verano. Para combatir el tizón tardío, use “Famox” o sus análogos.. Debe rociarlos con tomates, siguiendo las instrucciones indicadas en el paquete.

Si la planta aún no está demasiado infectada, se pueden usar remedios caseros para tratar el sitio. Por lo general, los arbustos se rocían con suero mezclado con agua tibia en proporciones iguales. Esta herramienta se puede utilizar a diario.

Las plantas muy afectadas se arrancan con cuidado y se queman fuera del sitio. No intentes salvar un arbusto a costa de otros.

Puntos negros

Si las hojas del tomate están cubiertas de pequeños puntos negros, lo más probable es que la planta esté enferma verdete. Esta enfermedad también se conoce como “podredumbre negra”. Suele propagarse en condiciones de alta humedad.

La enfermedad afecta principalmente el follaje y las raíces de los tomates.. Pero otras partes de las plantas también se ven afectadas. Primero, se forman pequeños puntos negros en ellos. Con el tiempo, aumentan de tamaño.

Si la planta no se trata, se pudrirá. Además, el suelo del sitio también se contaminará. Por lo tanto, al notar los primeros signos de la enfermedad, el sitio debe tratarse con fungicidas. Después de cosechar y eliminar todos los restos de plantas, el suelo del jardín o del invernadero se desinfecta y se desentierra.

manchas grises

Otra enfermedad común en la que aparecen manchas en el follaje es punto gris. Esta definición es familiar para muchos, al igual que los signos de la enfermedad. Al principio, el follaje está cubierto de pequeñas manchas de color marrón oscuro. Pero con el tiempo, cambian su color a gris. Estas manchas luego se secan y se agrietan. En el futuro, el follaje puede marchitarse y caerse.

READ
Menta - plantación y cuidado en campo abierto, reproducción, tipos.

El tratamiento de esta enfermedad incluye el tratamiento del follaje con fungicidas. El producto más común utilizado para este propósito es Fitosporin-M. Debe aplicarse con cuidado.

Flor blanca

Los tomates, al igual que otras plantas en el jardín y en el jardín, pueden afectar oídio. Hay dos variedades de esta enfermedad.

Lo real

Esta es una enfermedad bastante común. Es muy fácil identificar la enfermedad. El follaje y los tallos de las plantas están cubiertos de una flor blanquecina. Esta enfermedad es más peligrosa para los arbustos que están en el invernadero. El mildiú polvoroso se trata con fungicidas populares. Vale la pena usarlos, notando los primeros signos de la enfermedad. No es necesario volver a tratar los arbustos sin necesidad especial.

Para frenar el desarrollo de esta enfermedad, también puede usar suero de leche, que se diluye con agua en una proporción de 1 a 10. Los arbustos se rocían con la solución resultante por la noche o en días nublados. Para lograr el resultado deseado, las plantas generalmente se tratan de esta manera 3-4 veces con un descanso de un par de días..

Falso

El segundo tipo de enfermedad. mildiú velloso. Esta enfermedad también se llama peronosporosis. La propagación de la enfermedad se ve facilitada por la alta humedad, la abundancia de malezas y el uso de herramientas contaminadas mientras se trabaja en el sitio.

El follaje de las plantas enfermas está cubierto de manchas claras y borrosas. Con el tiempo, puedes notar el plegado de las hojas. También hay una desaceleración en el crecimiento del arbusto. Si la enfermedad no se trata a tiempo, la planta puede morir. Además, el mildiú velloso se extenderá a otros cultivos.

El azufre coloidal se usa comúnmente para tratar el mildiú velloso.. También se puede reemplazar con remedios caseros como solución de ceniza o suero.

Si estas enfermedades se detectan a tiempo, se pueden salvar los arbustos que crecen en el sitio.

hojas negras

Tanto las plántulas jóvenes como las adultas pueden verse afectadas por una enfermedad como alternaria. Esta enfermedad es peligrosa tanto para los tomates de invernadero como para los arbustos que crecen en campo abierto. El desarrollo de la enfermedad suele ser provocado por cambios bruscos de temperatura.

READ
¿Cómo propagar moras? Propagación de moras de jardín por capas superiores y semillas. ¿Cómo plantar moras sin espinas y ordinarias en otoño y primavera?

El follaje de las plantas enfermas se cubre primero con manchas marrones redondas. Con el tiempo, se fusionan. De lado, parece que las áreas afectadas están cubiertas con una densa capa negra. Con un mayor desarrollo, el follaje comienza a morir.

Si los síntomas de la enfermedad se notaron lo suficientemente temprano, se recomienda tratar las plantas con Revus o Quadris. En el futuro, el procedimiento deberá repetirse 1-2 veces más. Las plantas muy afectadas solo pueden eliminarse del sitio.

edema de la hoja

La razón del cambio en el estado de las plantas es el intenso calor. La placa de la hoja en este momento está cubierta con pequeños sellos que se asemejan a verrugas. Una planta enferma se debilita y puede estar sujeta a otras enfermedades. Para evitar el desarrollo de edema de las hojas, los arbustos deben regarse regularmente y el suelo al lado de las raíces debe aflojarse..

Conociendo toda la información útil, salvar a tus plantas de enfermedades comunes no será tan difícil como parece a primera vista.

Rating
( No ratings yet )
Like this post? Please share to your friends:
Leave a Reply

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: