Coccomicosis de cereza (15 fotos): medidas de control, procesamiento en primavera y en otros momentos. Tratamiento químico. ¿Cómo rociar un árbol para la prevención? Descripción de la enfermedad

¿Qué es la coccomicosis del cerezo y cómo tratarla?

El clima cálido y húmedo puede conducir al desarrollo de enfermedades fúngicas, cuyo resultado es la derrota de la masa vegetativa, la caída temprana del follaje y el debilitamiento de la inmunidad natural de la planta.

Para las plantas jóvenes, esto puede significar la muerte debido a la incapacidad de soportar el frío y las condiciones invernales. Sabiendo qué es la coccomicosis de la cereza y cómo tratarla, puede prevenir la pérdida de cosecha y la congelación de la cereza. El tratamiento con un método complejo, iniciado en una etapa temprana del desarrollo de la invasión micótica, fue reconocido como la mejor opción.

¿Qué es y por qué aparece?

Junto con la moniliosis, la coccomicosis del cerezo es un grave peligro, frecuente en regiones donde las condiciones climáticas permiten el cultivo de frutales de hueso, especialmente guindas y cerezas. Los residentes de verano consideran que la última especie es caprichosa y caprichosa, y requiere mucha atención. Una de las razones de esto es la susceptibilidad a las enfermedades, por lo que los mejoradores han trabajado duro para obtener variedades que sean resistentes a las infecciones por hongos.

La moniliosis y la coccomicosis también pueden ocurrir en otros árboles frutales (albaricoqueros, melocotoneros, almendros, ciruelos y ciruelos, endrino). Sin embargo, la combinación terminológica más común para la designación indica que es el cerezo, un árbol favorito para la propagación de manchas de color marrón rojizo.

Este es el segundo nombre que se le da a la enfermedad según los síntomas iniciales que se pueden observar en las hojas de los árboles frutales.

La descripción en fuentes científicas indica que:

  • el agente causal de la coccomicosis tiene dos etapas de desarrollo – teleomorfo y anamorfo;
  • fitopatógeno más característico de las cerezas y cerezas y es el mayor peligro para estas plantas frutales;
  • se pueden detectar los primeros síntomas de daño no solo en hojas, sino también en brotes jóvenes, frutos o tallos;
  • el comienzo de la manifestación de síntomas negativos – el final de la primavera – el comienzo del verano, y en este momento debe controlar especialmente el estado de los árboles;
  • la falta de un tratamiento planificado conduce a a la muerte de la cultura después de 24-36 meses;
  • la infección primaria se propaga después de la formación de apothecia de hibernado en forma de micelio compactado de un fitopatógeno;
  • de una apotecia madura y rebosante Las ascosporas se extendieron por todo el jardín;
  • puede aparecer el agente causal en forma de conidios (esporas exógenas), si hiberna en estado conidial.

Se puede encontrar una infección fúngica peligrosa en los árboles de América del Norte y Europa, el espacio postsoviético, desde Moldavia hasta la parte europea de Rusia y el Cáucaso del Norte. Las prácticas agrícolas adecuadas y el cuidado del jardín le permiten evitar infecciones o curar árboles de manera oportuna. La exactitud de este postulado ha sido probada por muchos años de práctica y observaciones científicas.

En la mayoría de los casos, el daño por hongos ocurre en plantaciones abandonadas o casas de verano, donde los propietarios no brindan el cuidado adecuado a sus árboles.

Métodos de lucha

Es necesario luchar contra las lesiones micóticas inmediatamente desde el momento de la detección: cuanto antes se detecte un fitopatógeno destructivo, más rápido y exitoso será el tratamiento. Las medidas de control se dividen muy condicionalmente en agrotécnicas y químicas, pero esta es una diferenciación algo obsoleta. Puede tratar un árbol enfermo con remedios populares que son efectivos en el tratamiento preventivo y en una etapa temprana.

Si se salpica constantemente el mismo agente químico, se nota que el fitopatógeno desarrolla adicción, seguida de resistencia, por lo que se recomienda alternar fármacos. Es necesario combatir la enfermedad sistemáticamente. Se habla mucho de cómo los fungicidas, cuyo mecanismo de acción sobre las colonias de hongos y las esporas no se conoce bien, reducen la capacidad de las abejas para resistir a los ácaros Varroa, que se consideran la principal causa del colapso de las colonias de abejas. Por ello, se recomienda poner especial énfasis en agentes biológicos que sean seguros para humanos e insectos. Una ventaja especial del biométodo es que es posible rociar un jardín o árboles individuales en cualquier momento, durante la floración y la formación de frutos, antes de la cosecha, y esto no dañará a una persona ni a sus pupilos: plantas cultivadas, insectos beneficiosos.

READ
6 formas de desinfectar el suelo para plantas de interior

químico

El tratamiento con compuestos químicos se considera el método más efectivo para combatir la coccomicosis. En los estantes de las tiendas especializadas en jardinería puede encontrar todo un arsenal de soluciones, polvos y geles de uso prolongado y recientemente desarrollados. Todos se suministran con instrucciones detalladas del fabricante, que indican el método de preparación de la solución, las precauciones para el jardinero: equipo, clima, hora del día y retiro después del procedimiento.

La destrucción de las esporas de hongos, tomada como medida preventiva, se lleva a cabo a principios de la primavera. Es durante este período que se pueden evitar sus efectos sobre los brotes, flores y hojas. Es necesario rotar los productos químicos para que el patógeno no desarrolle resistencia a ellos, y se requerirá un nuevo tratamiento tan pronto como la cereza haya terminado de florecer.

Durante la formación del ovario y la fructificación, se recomienda no utilizar productos químicos con cobre. Se requerirá doble procesamiento en la solicitud “Rápido”, “Coro”. 4 veces tendrá que rociar si se usa Oxycom y Abiga-Peak. Rocíe los árboles con un fungicida de contacto tres veces. “HOM”. Y solo “Topsin-M”, Medicamento sistémico, efectivo después de una sola aplicación.

Biológico

La tendencia a no utilizar productos químicos y utilizar medios seguros para combatir las infecciones micóticas es encomiable, ya que ayuda a evitar el efecto destructivo de los compuestos tóxicos en el medio ambiente. Sin embargo, este método, además de características positivas indiscutibles, también tiene desventajas tangibles.

Los biofungicidas no son un placer barato, lo que requiere una aplicación sistemática y puede afectar significativamente el presupuesto del jardinero, especialmente si hay muchos árboles. Un solo tratamiento es ineficaz, así como las medidas en una etapa significativa de la infección. Los métodos biológicos funcionan bien, siempre que el hongo no haya recibido la oportunidad de una propagación significativa. La caída de hojas, el agrietamiento de la corteza, la deformación de brotes y ramas son signos de daños importantes cuando los agentes biológicos ya no ayudan. Algunos de ellos se centran en un período específico, por ejemplo:

  • “Aktofit” solo se puede usar en la etapa de formación de brotes;
  • “Fitodoctor” y se necesitará “Mikosan” después de que se complete la floración;
  • “Planris” recomienda fumigar antes de la cosecha;
  • “Penconazol”, “Trichodermina” y “Fitosporina-M” se consideran universales, no hay consejos urgentes para usar en un período determinado.

Basta con notar una mancha marrón rojiza en las hojas y se puede proceder a un tratamiento seguro para humanos e insectos.

Agrotécnico

Los expertos recomiendan llevar a cabo la prevención del otoño, inmediatamente después de la caída de las hojas.. Una excelente oportunidad para prevenir la aparición de la enfermedad son las medidas agrotécnicas. Esta es la eliminación de ramas secas, limpieza y quema de hojas. La eficacia de la poda se fija con brea de jardín o pintura; se utilizan para limpiar musgo, procesar cortes y cortes de sierra. Los residuos se eliminan por incineración. Las herramientas utilizadas en el jardín deben tratarse con alcohol u otra solución desinfectante.

Métodos folclóricos

Uno de los métodos efectivos que absolutamente todos los jardineros elogian es una solución acuosa de ceniza de madera y jabón para lavar. Hay variaciones en la dosificación utilizada, a veces se aconseja alquitrán en lugar del casero. El procesamiento se lleva a cabo semanalmente, incluyendo el tronco, las ramas y las hojas por todos lados. Si el tiempo cálido se caracteriza por una mayor cantidad de precipitaciones, deberá hacerlo con más frecuencia, ya que la composición es inestable y se lavará constantemente.

READ
Cómo preparar una cabaña para el invierno: una lista de notas con consejos sobre fechas y regiones

Меры профилактики

Se consideran la forma más efectiva, ya que los expertos están seguros de que un árbol infectado no se puede curar por completo, a pesar de todas las declaraciones optimistas. Por lo tanto, entre los consejos ciertamente puede encontrar recomendaciones para no iniciar el tratamiento, sino para prevenir el desarrollo de la enfermedad. Para ello se realizan diversas actividades.

  • Procesamiento de primavera – justo después de que la nieve se derrita y la tierra se seque un poco. Se lleva a cabo con una solución de sulfato de cobre.
  • poda es necesario al mismo tiempo cuando los jugos aún no han comenzado a circular en la planta.
  • La fumigación repetida se lleva a cabo antes de que se abran los brotes, de lo contrario dañará las colonias de abejas.
  • El esquema puede incluir procesamiento después de la floración, si los síntomas de la enfermedad se han vuelto más pronunciados o han reaparecido.

Son las medidas preventivas que los jardineros con amplia experiencia realizan cada año las que se consideran, a pesar de las molestias, la forma más efectiva de evitar la coccomicosis.

Sin embargo, existe otro método: adquirir plántulas de variedades que sean resistentes al hongo, gracias al trabajo de los criadores.

Variedades sostenibles

En climas secos y cálidos, puede plantar con seguridad Malinovka, Novella, En memoria de Vavilov y Komsomolskaya. Los ganadores indiscutibles de la calificación compilada para los Urales y Siberia son Lyubskaya, Malyshka, Nochka, Morel, Radonezh, Shpanka, Mayak y Sakhalinskaya.

Es imposible no mencionar Bystrinka, Coeval, Antracita, Kharitonovskaya, Gurtievka. Estas variedades se distinguen no solo por su alta resistencia a la coccomicosis, sino también por su resistencia a las heladas y su excelente sabor.

Enfermedades de las cerezas y la lucha contra ellas: foto y descripción.

En las últimas décadas, debido a la propagación de enfermedades de las frutas de hueso, los jardineros se han enfrentado a una fuerte caída en los rendimientos e incluso a la necesidad de cortar las nuevas plantaciones exuberantes. No es sorprendente que las enfermedades de la cereza y la lucha contra ellas ocupen el lugar principal entre los temas candentes, las fotos y las descripciones de dolencias peligrosas ayudarán a los propietarios de parcelas familiares a identificar el problema de manera oportuna, enfrentarlo y establecer la prevención.

Hasta mediados del siglo pasado, la cereza sin pretensiones, que crecía en los jardines de la antigua URSS, prácticamente no tenía enemigos serios. Y las variedades antiguas y probadas complacieron regularmente a los aldeanos, si no con las más grandes y dulces, sino con numerosas bayas. Pero desde los años 60, en varias regiones, los cerezos estaban cada vez más a menudo casi sin follaje a mediados del verano, y cada vez se les ataban menos bayas. Así se demostró la coccomicosis, traída del norte de Europa. Tres décadas más tarde, los jardineros rusos se encontraron con otro enemigo formidable de los cultivos de frutas con hueso: la moniliosis. Hoy, estas enfermedades son los principales, pero no los únicos enemigos de los cerezos en Rusia. Los árboles y los cultivos están amenazados por la sarna, las manchas perforadas, la enfermedad de las encías y otras desgracias.

Lea también el artículo: ¿Cuáles son las propiedades útiles de las cerezas?

En la zona de mayor propagación de enfermedades y plagas del cerezo se encuentran los jardineros del Noroeste del país, la Región Tierra No Negra y zonas aledañas. Con relativa seguridad, plantaciones de cerezos de territorios con un clima más cálido y seco, por ejemplo, el Cáucaso, la región del Volga, el Kuban y el sur de la región de la Tierra Negra. Pero incluso aquí, sin la atención, el cuidado y la prevención adecuados, existe una alta probabilidad de enfermedades de las plantas.

READ
Frambuesas: los secretos de una gran cosecha. Consejos de jardinería, video.

Coccomicosis: una descripción de la enfermedad de la cereza con fotos.

Las enfermedades fúngicas de las cerezas causan el mayor daño al cultivo. Uno de los más peligrosos e insidiosos es la coccomicosis. La propagación de la enfermedad se ve facilitada por largos períodos húmedos cuando el aire se calienta hasta 20-24 °C. Tales condiciones contribuyen al hecho de que el agente causal de la infección, el hongo Coccomyces hiemalis, se desarrolle sin obstáculos, se multiplique e infecte las plantas.

La enfermedad se manifiesta en verano y sus signos característicos son principalmente visibles en el follaje:

  1. Se forman manchas redondeadas de color marrón o rojizo en la parte frontal de las placas de las hojas.
  2. Gradualmente, crecen, los tejidos en el medio se secan y aparecen áreas con una floración rosada en la parte posterior de la hoja.
  3. El follaje afectado por la coccomicosis muere y se cae en la segunda mitad del verano, dejando las ramas casi desnudas.

A juzgar solo por los signos externos, la coccomicosis podría considerarse una enfermedad de las hojas de cerezo. ¡Pero esta opinión está equivocada! Debido a la pérdida temprana de la parte verde de la copa, los cerezos se debilitan y no están preparados para la invernada. Como resultado, algunos de los brotes mueren en primavera, se encuentran daños en el tronco y las ramas esqueléticas.

Ya en el primer año después de la infección, la cereza reduce el rendimiento, la calidad del pilaf disminuye. Si no se ocupa con urgencia de la lucha contra la enfermedad, la cereza, como en la foto, muere en los próximos años.

La caída prematura de hojas en pleno verano debe alertar seriamente al jardinero. Todas las hojas caídas deben recolectarse y destruirse, y las plantas se tratan con caldo bordelés, solución de sulfato ferroso o fungicidas sistémicos. El reprocesamiento se lleva a cabo de acuerdo con las instrucciones después de 7 a 14 días después del primero.

Las principales medidas para combatir la enfermedad fúngica de las cerezas tienen como objetivo destruir el patógeno y prevenir su propagación a árboles sanos.

Como medida preventiva en la zona de riesgo, así como en tiempo húmedo que contribuye a la propagación de la coccomicosis, la pulverización de cerezas se realiza en primavera, incluso antes de la apertura de los botones florales, y al final de la floración masiva de plantas.

Al mismo tiempo, se debe ser consciente de la posible toxicidad de los productos pulverizados. Se retiran los frutos que quedan en las ramas, se protegen las manos, los órganos respiratorios con guantes y un respirador. Para que la acción de las drogas sea lo más efectiva posible, deben caer sobre el follaje seco y actuar sin obstáculos durante 2-3 horas. Por lo tanto, para el procesamiento es mejor elegir una mañana o tarde tranquila y agradable, cuando no haya peligro de quemaduras solares.

Cherry moniliosis: foto de la enfermedad y la lucha contra ella

La moniliosis o quemadura monilial ya es bien conocida por los jardineros del centro de Rusia, el Kuban, la región de la Tierra Negra, las regiones del sur de Siberia y los Urales. En algunas áreas, casi todas las plantaciones de cerezas están infectadas con un hongo dañino, pero, además, la enfermedad fúngica de las cerezas causada por Monilia cinerea también es peligrosa para otros cultivos frutales.

La infección primaria del árbol ocurre durante la floración, cuando las esporas del hongo penetran y germinan a través del pistilo y el pedicelo profundamente en los tejidos de la madera. Sin embargo, cuando se detecta la enfermedad de la cereza en la primavera, los jardineros a menudo confunden sus signos con las consecuencias de la congelación o el tratamiento químico fallido.

READ
Las mejores variedades de pepinos - fotos, nombres y descripciones (catálogo)

De hecho, las ramas, las flores y las hojas tiernas que se secan bajo la acción de un hongo que se propaga parecen quemadas. Y desde el exterior, las lesiones de moniliosis parecen grandes manchas sólidas en las copas de los árboles recientemente completamente sanos.

La infección secundaria se produce a través de los frutos, en los que maduran las esporas del hongo. En el exterior, las bayas se ven secas, momificadas, a menudo cubiertas con una capa grisácea. Se adhieren con fuerza a las ramas y, si no se eliminan, persisten hasta la primavera, convirtiéndose en un nuevo foco de infección.

La infección se ve facilitada por el clima húmedo de primavera-verano, la poda irregular de la corona y las violaciones de la tecnología agrícola. Si no se presta la debida atención a la prevención de la enfermedad del cerezo y su tratamiento, en pocos años los árboles se marchitarán y morirán.

Para minimizar el número de focos de infección, asegúrese de:

  • se quitan las hojas caídas y se afloja cuidadosamente la tierra debajo de los árboles;
  • cortar, capturando parte de la madera sana, y destruir las ramas afectadas por la moniliosis;
  • Retire y queme las frutas restantes.

En la primavera, antes de que se abran los capullos, las plantaciones de cerezos se rocían con caldo bordelés u otro fungicida de contacto. El retratamiento se realiza en la segunda mitad de la floración. Se presta especial atención a las plantas que ya han sido atacadas por un hongo dañino en el pasado. Si la enfermedad de la cereza se nota en primavera en árboles previamente sanos, deberá recurrir a fungicidas sistémicos, por ejemplo, Skora, Topaz o Fundazol.

Cerezas de clusterosporiosis y tratamiento de la enfermedad.

Las manchas perforadas ocupan el tercer lugar en términos de influencia destructiva. La klyasterosporiosis también se refiere a las enfermedades fúngicas de las cerezas y afecta no solo al follaje y los brotes, sino también a las flores. Al principio, la enfermedad se manifiesta por la aparición de manchas de color marrón pardusco. A medida que crecen, los tejidos del interior se secan y se desmoronan, dejando grandes agujeros redondeados. El follaje enfermo se seca y se cae, las bayas afectadas tampoco se vierten ni se secan.

Las esporas de un hongo dañino hibernan:

  • en la tierra;
  • sobre los restantes frutos momificados;
  • grietas interiores en la corteza;
  • sobre restos de plantas.

Además de la limpieza regular y la destrucción de las hojas caídas y la poda de la corona, para la prevención y el tratamiento de enfermedades, las cerezas y el suelo alrededor de la primavera se rocían con una solución de sulfato de cobre u Horus.

Al desarrollarse como se describe, como en la fotografía, la enfermedad de la cereza requiere una acción urgente. En este caso se utilizan fungicidas de acción compleja o caldo bordelés. El procesamiento a gran escala se lleva a cabo en varias etapas, comenzando desde la etapa de cono verde y terminando en los días de verano, cuando quedan poco más de 20 días antes de la cosecha.

Se toman medidas similares cuando se detectan signos de manchas marrones y roya en los árboles frutales. En ambos casos, el jardinero se enfrenta a la aparición de manchas marrones, rojizas o rojas en las hojas y los ovarios, que son una manifestación de la actividad de los hongos nocivos. Todas estas enfermedades afectan negativamente el rendimiento y las propiedades de consumo de las frutas, debilitan las plantas. Por lo tanto, a la menor demora, el jardín necesitará no solo la lucha contra las enfermedades de la cereza, sino también las plagas, para las cuales las plantas afectadas se vuelven presas deseables y fáciles.

READ
Enfermedad de Marek en pollos: causas, síntomas y tratamiento de la enfermedad.

Sarna de cereza: descripción de la enfermedad y su tratamiento.

Muy a menudo, la sarna, también causada por hongos, se encuentra en manzanos y perales, pero en las parcelas domésticas también puede afectar a los cultivos de frutas con hueso. Si, como en la foto, se encuentra una enfermedad en una cereza, la lucha contra ella debe llevarse a cabo con la misma seriedad que con la moniliosis o la mancha marrón.

Las manchas de costras oscuras con un centro agrietado crecen no solo en el follaje. Capturan las bayas que caen y reducen drásticamente la calidad de la cosecha, haciendo que las frutas sean prácticamente inadecuadas para la alimentación y el procesamiento.

Una buena medida para la prevención y el control de una enfermedad fúngica de las cerezas es:

  • recolección y destrucción de hojas caídas;
  • modelado oportuno y poda sanitaria de la corona;
  • cavando el suelo debajo de los árboles;
  • pulverización de plantas y troncos de árboles con una solución fungicida, oxicloruro de cobre o caldo bordelés.

Como en otros casos, el procesamiento se lleva a cabo en varias etapas de acuerdo con las instrucciones de los medios elegidos por el jardinero.

Gommosis: una descripción de la enfermedad de la cereza con fotos.

Las gotas de goma que aparecen en el tronco y las ramas de la cereza también son una enfermedad. La gomosis o enfermedad de las encías puede ser causada por varias razones:

  • bronceado;
  • exposición a heladas;
  • uso inadecuado de vendajes;
  • dejado sin la debida atención al daño mecánico a la corteza.

A primera vista, un fenómeno que no es peligroso para la vida de una planta es en realidad un presagio de las consecuencias más desagradables. En el área donde se perturba el cambium, se dificulta o detiene el correcto desarrollo de la madera, pero el acceso está completamente abierto para hongos dañinos, otros patógenos de las cerezas y plagas.

En este caso, es igualmente importante prevenir la aparición de nuevas fisuras, así como curar las existentes de la forma más rápida y eficaz posible. Para prevenir la enfermedad de las encías después de la poda sanitaria y la formación de coronas, es imperativo tratar con brea de jardín. El daño resultante se irriga previamente con una solución al 1% de sulfato de cobre.

Medidas generales para proteger las cerezas de enfermedades y plagas

Desafortunadamente, las infecciones fúngicas y relacionadas son tan comunes hoy en día que ya no será posible lograr una buena cosecha, confiando solo en las características varietales y el cuidado normal. El uso preventivo y terapéutico de fungicidas en parcelas domésticas es la norma. Pero incluso los medios más efectivos tienen sus debilidades. El hongo ya en el segundo o tercer año es capaz de adaptarse a un medicamento previamente efectivo. Por lo tanto, los productos químicos deben cambiarse regularmente, sin olvidar la observancia de la tecnología agrícola y la atención elemental a las plantaciones.

Además de fumigar con fungicidas, los cerezos necesitan:

  • en primavera poda sanitaria de la corona;
  • en el rejuvenecimiento regular de árboles frutales al nivel de madera de 3 a 4 años;
  • en la recolección de las hojas caídas y la eliminación incluso de los frutos secos no comestibles que quedan en las ramas;
  • en fertilizante competente y riego obligatorio del jardín.

Si las enfermedades peligrosas para los cultivos de frutas de hueso son comunes en la región, es mejor que el jardinero se ocupe de la selección de variedades e híbridos resistentes a zonas ya en la etapa de colocación del jardín. ¡Vea fotos de enfermedades de la manzana!

Rating
( No ratings yet )
Like this post? Please share to your friends:
Leave a Reply

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: