Cómo saber si una gata está embarazada: 8 señales que te ayudarán

Cómo saber si una gata está embarazada

No todos los apareamientos de una mascota terminan con la fertilización, por lo tanto, para determinar el embarazo de un animal, debe conocer sus signos. Estos incluyen cambios en el comportamiento, algunos procesos fisiológicos y apariencia.

Signos de embarazo en los primeros días.

En los primeros días después de la fecundación, es casi imposible sospechar el inicio del embarazo en una mascota. Solo algunos signos sutiles le dirán su condición, pero no dan una garantía del 100%:

  • aumento de la somnolencia: un signo es especialmente notable en los gatos activos, ya que la alegría se reemplaza por la calma, en cuyo caso el propietario puede sospechar la aparición de una enfermedad somática. Esta condición se forma debido a la reestructuración del fondo hormonal del animal;
  • el cese del estro antes del tiempo habitual es un signo indirecto de concepción. En promedio, el período dura unos tres días, por lo que una reducción en la duración de la fase puede indicar fertilización;
  • unos días después del apareamiento, es posible una disminución del apetito debido a la aparición de náuseas en el animal, mientras que normalmente una gata preñada no experimenta vómitos frecuentes y rechazo total de la comida, tales síntomas pueden indicar la presencia de una enfermedad;
  • se produce un cambio en la pigmentación de los pezones bajo la influencia de las hormonas, mientras que la piel intensifica su color, este signo en muchos casos es difícil de detectar desde los primeros días de embarazo.

¿A qué hora se puede determinar el embarazo?

Entonces, cómo entender que una gata está embarazada. El propietario puede determinar el embarazo en un gato a partir de los 28 días; durante este período, la hembra tiene un aumento en la circunferencia del abdomen, hinchazón de los pezones, un cambio en el comportamiento y el cese del estro.

ultrasonido de una gata preñada

Acudiendo al médico, se puede detectar el inicio del embarazo a partir de unos 20 días después de la fecundación. Para ello, se realiza una ecografía, que determinará con gran precisión la presencia o ausencia de fetos en el útero.

A diferencia de los humanos, los gatos no secretan la hormona hCG en la sangre, sino que la placenta secreta relaxina. Se puede tomar un análisis de esta hormona a partir del día 20 después del apareamiento. Los resultados falsos positivos son posibles si el animal tiene un quiste ovárico.

A partir del día 28, puede notar la primera agitación de la descendencia. En el mismo período, la palpación se puede realizar al sondear las paredes laterales del abdomen.

La radiografía de los órganos abdominales se realiza después de 50 días de embarazo. El método diagnostica de manera confiable la fertilización que se ha producido y también le permite determinar la cantidad de descendientes y su posición.

Signos comunes del embarazo

Después del apareamiento, el propietario debe controlar cuidadosamente el estado de la gata, ya que la aparición de síntomas poco característicos puede indicar una patología del embarazo. Además, las relaciones sexuales a veces no conducen a la fertilización, por lo que se requiere un apareamiento adicional.

READ
Uvas "Cabernet Sauvignon" - descripción, foto y características de la variedad

Los signos más informativos del embarazo incluyen un aumento en el tamaño del abdomen, un cambio en el comportamiento, el cese del celo y algunas otras manifestaciones.

cese de calor

El estro se refiere a la manifestación de un período de excitación en el ciclo sexual. Los procesos que acompañan a esta etapa tienen como objetivo cambiar tanto el comportamiento como el estado del aparato genital de la gata, lo que ayudará a atraer a un macho y fecundarlo. En consecuencia, en el caso de una concepción exitosa, la continuación del estro no es práctica, por lo tanto, los signos de excitación desaparecen: las membranas mucosas de la vagina pierden su hiperemia, el secreto deja de sobresalir del bucle.

Si el estro continúa después del apareamiento, esto indica un embarazo fallido. Al constatar la ausencia de concepción, el criador deberá recurrir a la re-copulación de la hembra.

Cambio en pezones y abdomen

El signo más temprano de embarazo en una gata es el redondeo del abdomen debido al aumento de tamaño del útero como consecuencia del crecimiento del feto. El signo, por regla general, se detecta después de un mes a partir de la fecha de apareamiento. La tasa de crecimiento del abdomen, así como su tamaño, depende de las características individuales de la hembra, el número y el tamaño de las crías. Durante este período, el primer movimiento puede determinarse por palpación. Para ello, se realiza un sondaje cuidadoso de las partes laterales del abdomen.

El cambio en la pigmentación de los pezones comienza desde los primeros días después de la concepción. El color se vuelve más brillante, adquieren el tono rosado máximo en las últimas etapas. El mayor cambio de color es típico durante el primer embarazo en una gata. A medida que se acerca el parto, los pezones se hinchan, lo cual es una preparación para amamantar a la descendencia. Tales cambios son causados ​​por la acción de las hormonas.

La primera liberación de leche, o más bien calostro, se produce unos siete días antes de que nazcan los gatitos. La sustancia secretada contiene una gran cantidad de proteínas y grasas, en el futuro su composición cambia un poco.

Cambio de comportamiento

Los síntomas más comunes son debilidad creciente y letargo. Un gato activo se vuelve más tranquilo, pasa la mayor parte del tiempo acostado y pierde interés en los juegos. En las mascotas flemáticas, los signos son menos perceptibles. Esta condición está asociada con la acción de las hormonas.

En algunos casos, hay un aumento en la actividad: un gato insociable comienza a mostrar afecto y exige más atención, uno sedentario se vuelve juguetón.

A veces, un cambio en el comportamiento se acompaña de la aparición de agresión, que suele ser característica de las esfinges.

Es posible un cambio brusco en las preferencias de sabor: el gato está feliz de comer alimentos de los que no se quejó antes, pero rechaza su comida favorita. El proceso se explica por una condición similar a la toxicosis en las mujeres.

READ
Repollo en escabeche rápido sin vinagre: las recetas más favoritas | Mi cocina

Anidamiento

El instinto maternal de un gato se expresa en el deseo de crear comodidades para la futura descendencia. El animal puede buscar activamente un lugar para el parto: la mascota lo olfateará, pasará mucho tiempo allí, arrastrará objetos blandos allí.

La mayoría de las veces, el animal elige una “guarida” aislada, donde no hay un impacto ambiental adverso: corrientes de aire, humedad y también lejos de las personas. Se debe tener cuidado para asegurarse de que el gato no dé a luz en un lugar inaccesible para los humanos.

Diagnóstico y embarazo falso

Para saber con certeza que se ha producido un embarazo, debe ponerse en contacto con un especialista. El médico realizará un examen y, si es necesario, prescribirá métodos de examen adicionales:

  1. El examen por un veterinario implica la palpación para identificar los fetos, así como un examen externo del tracto genital, el estado general del gato.
  2. Un resultado positivo de un análisis de sangre para relaxina con alta precisión indicará el inicio de la fertilización a partir del día 25.
  3. La ecografía permite diagnosticar el embarazo con gran precisión a partir del día 25.
  4. Las radiografías se toman después de 50 días.

Para los gatos, el fenómeno del falso embarazo es característico. La etiología no se comprende completamente, pero los expertos se inclinan a creer que la causa de la formación de la afección es el efecto de la hormona prolactina. El embarazo imaginario en las gatas ocurre después de la ovulación en ausencia de fertilización del óvulo. Al mismo tiempo, la gata muestra signos de concepción: cambia de comportamiento, anida, su estro se detiene.

El falso embarazo se puede diagnosticar por un resultado negativo de la prueba de relaxina, la ausencia de fetos a la palpación, según la ecografía y la radiografía.

Características del cuidado de una gata embarazada.

El embarazo es una prueba para el cuerpo de un gato. Dado que todos los órganos vitales funcionan de manera mejorada, el animal requiere cuidados y atención especiales. Las condiciones favorables juegan un papel importante en el curso y resultado de la condición.

El gato debe mantenerse en una habitación espaciosa, bien ventilada, sin corrientes de aire ya una temperatura agradable. La alta humedad y la iluminación oscura son inaceptables.

Se debe tener cuidado de que el gato no se suba a muebles altos, ya que una caída o un aterrizaje forzoso pueden tener graves consecuencias.

En las etapas posteriores, debes ayudar a la mascota con la higiene, ya que el gran tamaño del abdomen no le permite al gato realizar el aseo necesario de los genitales y la lana.

Del autor. Si el gato no sigue una dieta natural, entonces durante el embarazo y la alimentación debe pasarse a comida para gatitos, no inferior a premium, pero preferiblemente super premium u holística. Lea un artículo separado sobre cómo elegir el alimento premium adecuado para gatitos.

Que alimentar

Los principios generales de la alimentación de una gata preñada incluyen el cumplimiento de algunas reglas:

  1. La dieta debe consistir en alimentos de alta calidad, ricos en todas las sustancias necesarias.
  2. Se recomienda dar alimentos de fácil digestión.
  3. Una gata preñada requiere una alimentación más frecuente. Para el segundo trimestre, la tarifa diaria aumenta en aproximadamente un 50%.
  4. En las etapas posteriores, debe recurrir a la nutrición fraccionada 6 veces al día.
  5. Es importante comprobar periódicamente la presencia de agua en el bebedero. La deshidratación conduce a la interrupción del embarazo, lo que puede provocar la muerte de un gato.
READ
Todo sobre los fertilizantes nitrogenados: por qué son, qué son y cómo usarlos correctamente

Síntomas del inicio del trabajo de parto.

Los primeros presagios del parto son la flacidez del abdomen como resultado de la relajación de los ligamentos, así como el hundimiento de la región sacra.

En la víspera del parto, hay hinchazón de los órganos genitales y las glándulas mamarias, secreción de calostro por goteo. Del bucle sale moco viscoso sin impurezas patológicas.

Con el inicio del trabajo de parto, se descarga agua y se libera un líquido rosa grisáceo. Luego aparecen las contracciones, que normalmente duran una hora, las cuales, si el resultado es favorable, terminan con el nacimiento de la descendencia.

primer embarazo

La pubertad de la hembra cae en promedio a los 7-8 meses de vida. Al mismo tiempo, el gato tiene períodos de ciclo que cambian gradualmente.

  1. La etapa de excitación corresponde al período de máxima preparación del animal para la concepción. Los cambios en los órganos genitales ocurren bajo la influencia de las hormonas gonadotrópicas. En este caso, se observa la aparición de estro, que se caracteriza por hinchazón, edema e hiperemia de la vulva, liberación de moco del asa. La excitación sexual se acompaña de un cambio en el comportamiento de la mascota: el gato se vuelve inquieto, activo y disminuye el apetito. A continuación, se forma la etapa de caza, que se caracteriza por la disposición de la hembra para el apareamiento, en este momento se ve activa e inquieta. La ovulación es la liberación de un folículo maduro. Este proceso en los gatos tiene su propia peculiaridad: el mecanismo comienza solo después de las relaciones sexuales después de 1 o 2 días.
  2. El período de inhibición indica una disminución de la actividad sexual. En este momento, el celo de la gata termina: las membranas mucosas del tracto genital vuelven a su estado normal, la secreción de la secreción mucosa se detiene.
  3. El período de equilibrio se caracteriza por la restauración del comportamiento del gato, la falta de atracción por los machos.

Lo más favorable es el inicio del primer embarazo a la edad de más de un año, ya que el cuerpo del animal llega a un estado maduro. La concepción a una edad más temprana puede conducir a patología del embarazo, parto complicado y enfermedades de la descendencia. Recomendamos leer el artículo sobre el primer nacimiento en un gato.

período de gestación del gato

¿Cómo entender que una gata está embarazada? ¿Es posible saber de antemano cuántos gatitos nacerán? ¿Y cómo calcular la fecha prevista de nacimiento sin ir a la clínica veterinaria? Te contamos qué le sucede a una gata inmediatamente después del apareamiento, y cómo prepararse para la aparición de los gatitos si ya se ha establecido la edad gestacional de la gata.

READ
Glicina china (44 fotos): plantación y cuidado en el hogar, variedades de enredaderas Blue Sapphire y Alba, cultivo y resistencia al invierno

Newsletter útil con las mejores ofertas y recomendaciones

¿A qué edad y en qué condiciones puede quedar embarazada una gata?

Condición principal. La preparación para la reproducción está determinada por la presencia de celo. En la mayoría de los gatos, comienza a los 7-9 meses y dura hasta los 7 años. Sin embargo, en algunos casos puede llegar antes o, por el contrario, retrasarse. Por ejemplo, los gatos de pelo corto se desarrollan un poco más rápido y pueden mostrar los primeros signos de comportamiento sexual tan pronto como los gatitos de 5 meses. Mientras que algunos parientes de pelo largo maduran solo a los 1,5 años.

Temporada. El período de caza sexual se extiende desde enero-febrero hasta octubre-noviembre, alcanzando su punto máximo en los meses de primavera y verano. Sin embargo, esta restricción se aplica a los gatos que pueden ir al baño y caminar afuera. Las mascotas pueden participar en el apareamiento durante todo el año.

Signos de comportamiento sexual. Durante el período del ciclo sexual, el gato se vuelve más cariñoso, comienza a rodar por el suelo, adopta poses tensas y emite gritos de invitación. Esto suele durar de 5 a 8 días y reaparece a intervalos de 2-3 semanas a 2-3 meses. El intervalo entre ciclos depende de las características del organismo del animal. Por ejemplo, en el caso de un gato no liberado, el estro ocurrirá con más frecuencia, con un parto que ya está dando a luz, con menos frecuencia.

Embarazo después del parto. El ciclo sexual se reanuda 2 semanas después del final de la lactancia. Sin embargo, algunas gatas pueden volver a quedar embarazadas mientras amamantan a la camada.

Cómo entender que una gata está embarazada

Cuida a tu gato. Los primeros signos de embarazo en las gatas se asocian con un cambio en el comportamiento y la apariencia y aparecen tan pronto como 2 o 3 semanas después de la fecha del apareamiento previsto.

Mayor somnolencia. El animal duerme mucho, se resiste a jugar al aire libre y camina lentamente.

Cambio de comportamiento. Un gato cariñoso y sociable puede volverse cauteloso e incluso agresivo, mientras que un gato independiente y distante, por el contrario, constantemente pide manos y exige atención. Los cambios en el comportamiento están asociados con cambios hormonales. Después del nacimiento de los gatitos y la finalización de la lactancia, el carácter de la mascota se vuelve el mismo.

Retraso del ciclo sexual. Si el estro fue regular y se detuvo inmediatamente después del apareamiento, la probabilidad de embarazo es muy alta.

Náuseas. Por lo general, una gata preñada solo vomita por la mañana. Si los vómitos se repiten con más frecuencia y duran más de 2 o 3 días, comuníquese con su veterinario.

READ
Nemophila: creciendo a partir de semillas, foto, cuándo plantar

Cambio de apetito. En la primera mitad del embarazo de los gatos domésticos, el apetito del animal puede disminuir y, en la segunda mitad, por el contrario, puede volverse inusualmente bueno. La mascota puede rechazar la comida habitual y mostrar interés por algo nuevo. Durante este período, el gato necesita alimentos muy energéticos que puedan compensar las deficiencias resultantes.

Cambio de color y tamaño de los pezones. Los pezones de las gatas preñadas se hinchan y se vuelven de color rosa brillante o rojo coral, y el pelo que los rodea se vuelve más delgado.

Vientre redondeado. Los cambios se notarán tanto cuando se vean desde arriba como de perfil. Pero lo más probable es que solo con embarazo múltiple (más de 5 gatitos). Lo principal es no tratar de sentir las frutas con los dedos. Esto puede lesionar tanto al feto como a la madre gata.

Aumento de peso. Durante el embarazo, una gata gana un promedio de 1-2 kg, dependiendo de la cantidad de fetos y su tamaño. Para realizar un seguimiento del aumento de peso, el animal debe pesarse todas las semanas.

¿Quieres saberlo con seguridad? Cuente desde la fecha del apareamiento propuesto 14 días y comuníquese con la clínica veterinaria. En este punto, el embarazo de los gatos pasa a la etapa embrionaria y el médico puede ver la vejiga fetal en la máquina de ultrasonido. Y si espera otros 7 días, escuche los latidos del corazón.

Además, es necesario un examen médico para excluir un embarazo falso en gatos, un proceso patológico que ocurre en el contexto de una falla hormonal debido a una fertilización fallida.

Una alternativa al diagnóstico por ultrasonido será: un análisis de sangre para determinar el contenido de la hormona relaxina (se puede tomar el día 25) y una radiografía (se realiza el día 40-50 para determinar la cantidad exacta de fetos y asegúrese de que estén todos vivos).

Advertencia: las pruebas rápidas de embarazo para humanos no funcionan en gatos. El principio de su acción es determinar la concentración de la hormona hCG. No está presente en las secreciones de los gatos.

Falso embarazo en gatos

El primer factor en el falso embarazo de las gatas domésticas es fisiológico. Por ejemplo, un fallo hormonal grave por estrés o una patología congénita del aparato reproductor. En este caso, se puede producir sistemáticamente un falso embarazo de gatas después de cada apareamiento, y habrá que esterilizar a la gata inmediatamente.

El segundo factor en el embarazo falso en gatos es psicológico. Por ejemplo, un apareamiento fallido al final de un ciclo, “taparse” con una gata estéril o enferma, o estar al lado de otras gatas preñadas. En la naturaleza, los animales viven en manadas y se necesita un falso embarazo para alimentar a los cachorros en caso de muerte de la madre biológica. Mientras que el embarazo falso solo daña a los gatos domésticos.

Rating
( No ratings yet )
Like this post? Please share to your friends:
Leave a Reply

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: