Cómo congelar cebollas verdes para el invierno en casa: formas

Cómo congelar cebollas verdes para el invierno en casa.

El verano agrada con la abundancia de hierbas frescas, que son ricas en nutrientes y dan a los platos un sabor especial. Las amas de casa a menudo se preguntan si es posible congelar cebollas verdes para el invierno en el refrigerador para preservar sus beneficios y sabor. Esto no solo es posible, sino también necesario para dar un toque especial de frescura y sabor exquisito a los platos de invierno. Sin embargo, para conservar las cebollas, es importante seguir algunas recomendaciones para congelarlas. Todos los consejos útiles y pequeños trucos se presentan en nuestro artículo.

La congelación es la mejor manera de almacenar cebollas verdes para el invierno. Este método de almacenamiento ayudará a preservar el sabor, el aroma y las propiedades útiles del producto.

Preparación de cebollas para congelar.

¿Cómo mantener las cebollas frescas para el invierno? La congelación resolverá el problema. Y para realizar la cosecha de alta calidad, es importante abordar la elección de las materias primas con total responsabilidad.

Para congelar, seleccione solo cebolla fresca. Para determinar la frescura, preste atención al estado de las plumas. Deben ser de color verde brillante, jugosos, sin daños ni amarillentos. La ventaja será un gran contenido de jugo, que conservará por completo todo el sabor del producto.

Para congelar, elija solo cebollas frescas y de alta calidad. Elimine las puntas amarillentas y la podredumbre, y use solo plumas verdes y jugosas para cosechar

Bueno antes de la cosecha pelar el bulbo y quitar las puntas secas. Asegúrese de que las plumas no estén dañadas, sin podredumbre y mal olor. Lave bien las verduras enjuagándolas varias veces con agua fría. Seque la cebolla con toallas de papel. Importante tanto como sea posible eliminar el exceso de humedad – esto evitará la aparición de hielo, la adherencia de la vegetación y la formación de un bulto sólido.

Para congelar es mejor usar plumas de cebolla picadas. Esta opción de recolección es más sencilla y económica. Además, es más fácil utilizar la cebolla durante la cocción. Sin embargo, si lo desea, puede preparar plumas enteras.

Es mejor congelar las cebollas en un estado picado. De esta forma, ocupa menos espacio en el congelador y es mucho más fácil usarlo para cocinar.

Además de la parte verde de la cebolla, también puedes utilizar la cebolla blanca para congelar. Esto hará que el sabor de la pieza de trabajo sea más intenso y el plato cocinado más delicioso.

Cómo congelar cebollas verdes para el invierno en el congelador.

Hay varias formas de congelar cebollas verdes para el invierno. Cada anfitriona elige la más conveniente y adecuada para ella.

más receta común:

  1. Cortar las plumas limpias y secas en trozos pequeños con un cuchillo.
  2. Prepara bolsas de plástico. Puede usar clásicos o especiales para congelar, que están equipados con un sujetador.
  3. Coloque las cebollas en bolsas, exprima el aire tanto como sea posible y aplánelas. Esto ahorrará espacio en el congelador.
  4. Coloque las verduras en el congelador y déjelas hasta que las necesite. La vida útil de las cebollas congeladas es de 6 meses..

Otra forma de congelar cebollas: doblar las verduras preparadas en moldes para congelar hielo. Las cebollas no deben ocupar más de un tercio del volumen, el resto debe llenarse con agua. Envíe el recipiente al congelador y déjelo hasta que esté completamente congelado. Transfiera los cubos congelados a la bolsa y vuelva a colocarlos en el congelador.

READ
Cómo elegir la podadora adecuada para un jardinero novato

Este método de preparación es muy conveniente. Para darle al primer plato un sabor y aroma especial, añadir un cubito a la sartén 5 minutos antes de que finalice la cocción.

Use bolsas de hielo para congelar las cebollas verdes. Los cubos de porciones pequeñas son fáciles de almacenar y usar durante la preparación de los primeros platos.

Ayuda a mantener las cebollas frescas. blanqueamiento – un breve proceso de tratamiento térmico. Enjuague y pique las hierbas, colóquelas en un colador y sumérjalas en agua hirviendo durante dos minutos. Luego coloque el recipiente en agua fría durante 1-2 minutos. Después del tiempo asignado, deje escurrir el exceso de líquido. Coloque las cebollas en bolsas o recipientes con tapa hermética y congélelas.

Ayudará a darle al plato no solo frescura, sino también un sabor especial. cebollas fritas. Ordenar y lavar las verduras. Moler las plumas y freír en una sartén con un poco de aceite. Tiempo de tratamiento térmico – 5 minutos. Después de cocinar, deje que la cebolla se enfríe y colóquela en recipientes pequeños o bolsas de plástico. Envíe los espacios en blanco al congelador. Si es necesario, agregue cebollas congeladas al final de la cocción.

Para maximizar el sabor de las cebollas verdes, fríelas en una pequeña cantidad de aceite antes de congelarlas. Es mejor congelar dicho producto en un recipiente de plástico hermético o en una bolsa con cremallera.

También puede usar vasos desechables o pequeñas botellas de plástico para congelar. Tales opciones son convenientes si hay suficiente espacio libre en el congelador.

Al congelar cebollas, asegúrese de cerrar herméticamente el recipiente, atar una bolsa o envolver vasos desechables con film transparente. Esto evitará la propagación de un olor específico en el congelador.

La vida útil de las hierbas depende de la temperatura. En promedio, el producto conserva bien sus cualidades a temperaturas bajo cero durante seis meses. A temperaturas superiores a +5 ℃, la vida útil no debe exceder los 3 meses.

Estos consejos te ayudarán a congelar cebollas correctamente y a conservar sus mejores cualidades. Agregar incluso una pequeña cantidad de verduras a la sopa, borscht, salsa o adobo le dará al plato un sabor especial, frescura y olor a verano.

Vídeo

Hay varias formas de congelar cebollas. Mire el video para obtener más información sobre el proceso de creación de espacios en blanco:

Joven madre, esposa y anfitriona. Ella prepara platos deliciosos y, sobre todo, saludables para el hogar. Por ello, está buscando y probando diversas opciones para conservar en casa las propiedades beneficiosas de las frutas y verduras. Estoy listo para compartir mi experiencia y los resultados de los experimentos con los lectores.

¿Encontraste un error? Seleccione el texto con el ratón y haga clic en:

El lugar de nacimiento de la pimienta es América, pero el principal trabajo de mejoramiento para el desarrollo de variedades dulces lo llevó a cabo, en particular, Ferenc Horváth (Hungría) en los años 20. siglo XX en Europa, principalmente en los Balcanes. Pepper llegó a Rusia desde Bulgaria, por lo que recibió su nombre habitual: “búlgaro”.

Es necesario recolectar flores e inflorescencias medicinales al comienzo del período de floración, cuando el contenido de nutrientes en ellas es lo más alto posible. Se supone que las flores se rasgan a mano, rompiendo los pedicelos ásperos. Seque las flores y hierbas recolectadas, dispersándolas en una capa delgada, en una habitación fresca a temperatura natural sin acceso a la luz solar directa.

READ
Bígaro: foto, especies pequeñas y otras, plantación y cuidado en campo abierto, propiedades medicinales.

De los tomates varietales, puede obtener “sus” semillas para sembrar el próximo año (si realmente le gustó la variedad). Y es inútil hacer esto con los híbridos: las semillas resultarán, pero llevarán el material hereditario no de la planta de la que fueron tomadas, sino de sus numerosos “ancestros”.

La congelación es uno de los métodos más convenientes para preparar una cosecha de verduras, frutas y bayas. Algunos creen que la congelación conduce a la pérdida de propiedades nutricionales y beneficiosas de los alimentos vegetales. Como resultado de la investigación, los científicos han descubierto que prácticamente no hay disminución del valor nutricional durante la congelación.

Humus: estiércol podrido o excrementos de aves. Se prepara así: el estiércol se apila en un montón o pila, intercalado con aserrín, turba y tierra de jardín. El collar está cubierto con una película para estabilizar la temperatura y la humedad (esto es necesario para aumentar la actividad de los microorganismos). El fertilizante “madura” dentro de 2 a 5 años, según las condiciones externas y la composición de la materia prima. El resultado es una masa homogénea suelta con un agradable olor a tierra fresca.

Las toxinas naturales se encuentran en muchas plantas; ninguna excepción, y las que se cultivan en jardines y huertas. Entonces, en los huesos de manzanas, albaricoques, melocotones hay ácido cianhídrico (hidrociánico), y en la parte superior y la cáscara de la belladona verde (papas, berenjenas, tomates) – solanina. Pero no tengas miedo: su número es demasiado pequeño.

El agricultor de Oklahoma, Carl Burns, desarrolló una variedad inusual de maíz colorido llamado Rainbow Corn. Los granos de cada mazorca son de diferentes colores y tonalidades: marrón, rosa, morado, azul, verde, etc. Este resultado se logró a través de muchos años de selección de las variedades ordinarias más coloreadas y su cruce.

La novedad de los desarrolladores estadounidenses es el robot Tertill, que realiza el deshierbe en el jardín. El dispositivo fue inventado bajo la dirección de John Downes (el creador de la aspiradora robot) y funciona de forma autónoma en todas las condiciones climáticas, moviéndose sobre superficies irregulares sobre ruedas. Al mismo tiempo, corta todas las plantas de menos de 3 cm con una recortadora incorporada.

En Australia, los científicos han comenzado experimentos de clonación en varias variedades de uva de clima frío. El calentamiento climático, que se prevé para los próximos 50 años, hará que desaparezcan. Las variedades australianas tienen excelentes características para la vinificación y no son susceptibles a enfermedades comunes en Europa y América.

Cosecha de verduras para el invierno: ¿es posible congelar cebollas verdes y cómo hacerlo bien?

Congelar cebollas verdes para el invierno es la mejor manera de preservar su sabor y aroma. Las verduras cosechadas de esta manera son adecuadas para preparar muchos platos y serán de gran ayuda en invierno. Ofrecemos varias formas de congelar cebollas en casa.

¿Es posible congelar cebollas verdes?

Las cebollas verdes, como cualquier verdura, se pueden congelar de forma segura.. En invierno, tal preparación será útil, porque un montón de plumas verdes en el mercado es mucho más caro que en verano, pero prácticamente no brinda ningún beneficio.

READ
Esquejes de uvas de niña: ¿cómo propagar por esquejes en otoño, verano y primavera? Creciendo a partir de esquejes verdes. ¿Cómo cortar y enraizar en el agua?

Puntos a favor y en contra

No todas las amas de casa cosechan cebollas verdes congelándolas.

Hay argumentos en contra de este enfoque.:

  1. Después de una exposición prolongada a temperaturas bajo cero, las verduras pierden su sabor y vitaminas. Sin embargo, si se observan los principios básicos de la congelación, nada de eso sucederá.
  2. No todos saben qué tan útil es este vegetal y a qué platos agregarlo.
  3. Después de la descongelación, las plumas pierden su elasticidad y se pegan. Esto sucede solo si no se siguen las reglas de congelación o si la descongelación es incorrecta.

Hay muchos más argumentos a favor de este método.:

  1. El proceso de recolección es bastante simple y accesible para todos.
  2. Las cebollas verdes congeladas se conservan mejor que las secas o en escabeche.
  3. Las verduras cortadas listas simplifican y aceleran enormemente el proceso de cocción.
  4. No tienes que comprar cebollas verdes en el mercado, lo que significa que ahorras dinero y tiempo.
  5. La verdura tiene muchas vitaminas y fitoncidas que mejorarán la salud y aumentarán la inmunidad en el invierno.

Pérdida de propiedades útiles.

La creencia común de que las verduras pierden vitaminas y otros componentes útiles después de la congelación es refutada por la ciencia.. De hecho, no es la congelación la que destruye las vitaminas, sino la exposición a la luz, el aire (oxidación) y las altas temperaturas. La congelación, por el contrario, se considera el método de recolección más óptimo para conservar la máxima cantidad de nutrientes.

Sabor y textura después de descongelar

Sujeto a la tecnología, el sabor de las cebollas verdes permanece sin cambios.. Solo empeora cuando se almacena demasiado tiempo y se vuelve a congelar después de descongelar.

La consistencia de las plumas de cebolla cambia ligeramente: se vuelven algo más suaves que las frescas.. Depende del método de congelación y de las condiciones de almacenamiento. Si sigue las recomendaciones y consejos para la congelación adecuada de las verduras, su consistencia apenas cambiará.

Funciones de congelación

Para obtener el mayor beneficio y preservar el sabor de las cebollas verdes, tenga en cuenta algunos consejos simples pero importantes:

  1. Antes de empezar a cortar verduras, enjuague bien con agua corriente. No lave las cebollas picadas, ya que esto provocará una pérdida de sabor y aroma.
  2. La parte blanca de la cebolla también se congela., pero es mejor hacerlo en un contenedor separado. Corte las “patas” blancas de las verduras solo después del lavado, para que el agua no entre en contacto con el corte, de lo contrario, las plumas se pegarán.
  3. Asegúrese de desechar las verduras lavadas en un colador. y seque con papel de seda o toallas de papel. Las plumas deben estar completamente secas. Entonces tolerarán perfectamente la congelación y no se pegarán.
  4. Las verduras se envasan mejor en porcionespara no sacarlo muchas veces del congelador. De lo contrario, las cebollas verdes perderán rápidamente su sabor y propiedades útiles.

Elige plumas elásticas de color verde jugoso.. Retire todo marchito, letárgico y seco.

métodos de congelación

Hay muchas formas de preparar cebollas verdes en el congelador.. Hemos recopilado los más accesibles e interesantes de ellos.

READ
Cómo saber el área de una habitación en metros cuadrados - cómo calcular el área de una habitación, cómo saber el cuadrado de una habitación: cómo medir una habitación en m2

En varios contenedores

Hay varias opciones para cosechar cebollas verdes en diferentes contenedores.:

  1. La forma más fácil y rápida es congelar las verduras en una bolsa. Para ello, se corta en aros y se envasa por porciones en bolsitas. Antes de atar la bolsa, asegúrese de pasar la mano por encima y liberar el exceso de aire. Algunas amas de casa usan bolsas zip y un tubo de jugo regular. La bolsa no se cierra hasta el final, se inserta un tubo cerca del borde, se libera aire, se retira rápidamente el tubo y la bolsa se sujeta por completo.
  2. Congelación en un recipiente – una de las formas más comunes. Las verduras finamente picadas se colocan en una capa delgada sobre tablas de cortar o bandejas y se colocan en el congelador durante varias horas. Para evitar que los aros de cebolla se peguen a la superficie de las bandejas, se cubren con film transparente. Después de que las verduras se hayan secado en el congelador, se esparcen en recipientes.
  3. Hay uno mas una forma interesante de congelar – en una botella. Para esto, las verduras también deben secarse bien, de lo contrario será imposible obtenerlas. Es mejor usar botellas pequeñas, no más de 1 litro de volumen.
  4. Las amas de casa también practican congelación por lotes en bandejas de cubitos de hielo, bizcochos, magdalenas. Las verduras se preparan como para congelar en un recipiente y se colocan en recipientes.

En varias formas

Las cebollas se almacenan tanto trituradas como enteras.

Las siguientes opciones de congelación están disponibles:

  1. En forma triturada. Simplemente se esparce en bolsas o recipientes, o se agrega a moldes de agua y los cubos de vegetación se cosechan con hielo.
  2. Una forma muy original para los gourmets es la congelación en mantequilla. Debe mantenerse a temperatura ambiente durante una hora. Utilizar aceite con alto contenido en grasas, preferentemente casero. Se le agregan hierbas picadas y especias al gusto. Luego, la mezcla se coloca en moldes o se envuelve en una película adhesiva con una salchicha. Cuando los cubos están congelados, se transfieren a bolsas. Otra opción es enrollar la mezcla en una bolsa en una capa delgada y romper un trozo al cocinar.
  3. Para su conservación en su totalidad, las plumas se envuelven en papel de aluminio o film transparente. Este método es adecuado para aquellos que no pueden dedicar tiempo a rebanar, pero quieren preparar cebollas verdes para el invierno. Solo hay que tener en cuenta que tras la descongelación a temperatura ambiente, las plumas pierden su aspecto y se vuelven blandas.
  4. Otro método de cosecha es blanquear las verduras.. Se coloca en un colador y se sumerge en agua hirviendo durante un minuto. Después de eso, la cebolla se enfría y se filtra todo el líquido. Las verduras blanqueadas se colocan en recipientes de plástico y se colocan en el congelador.

Tiempo de almacenamiento

Las verduras congeladas se almacenan de 2 a XNUMX meses. Sin embargo, es importante tener en cuenta los matices de los que depende el tiempo de conservación de las propiedades útiles de la verdura.

Algunas recomendaciones:

  1. La vida útil depende del método de congelación y la temperatura en el congelador.. Cuanto más bajo sea, más tiempo podrá mantener los greens. Si el congelador mantiene una temperatura de -18 ° C, se permite el almacenamiento prolongado de verduras durante seis meses o incluso más.
  2. La vida útil óptima de las cebollas verdes es de 3 meses.. Esa es la cantidad de tiempo que contiene el máximo de sustancias útiles.
  3. Las cebollas verdes con aceite se echan a perder más rápido, por lo que es mejor usarlo dentro de 1-2 meses. Es imposible volver a congelar tales cubos, en caso de descongelación forzada (apagaron la luz, se rompió el refrigerador), se usan inmediatamente en los platos.
READ
Reseñas de Uvas Agustín, descripción de la variedad, foto.

Al principio, las hojas de cebolla desprenderán un fuerte olor en el congelador., así que envuélvalo en una película adhesiva y colóquelo en un estante separado para que el aroma no se transfiera a otros productos.

Cómo descongelar correctamente

Las cebollas verdes no necesitan descongelarse en todos los casos.. Para cocinar platos calientes, guisos y pasteles, no es necesario descongelar las verduras. Esto solo es necesario para plumas enteras o para agregar verduras picadas a platos fríos.

Se recomienda descongelar a temperatura ambiente o en el frigorífico.. En el primer caso, será más rápido, pero los greens se volverán más suaves y de consistencia resbaladiza. La descongelación no afectará el sabor y el aroma. En el refrigerador, las verduras conservarán su elasticidad, este método es ideal para plumas de cebolla enteras.

No use microondas ni agua caliente para descongelar.. Entonces, las verduras no solo perderán su sabor, sino que también se volverán completamente agrias.

donde aplicar

Las hojas de cebolla fragantes son adecuadas para cocinar primeros y segundos platos, guisos, albóndigas, tortillas, tartas y panqueques salados, salsas.

Dependiendo del método de congelación, las cebollas verdes se agregan como aderezo a muchos platos.:

  1. Cubos cebollas congeladas con agua – en primeros platos calientes.
  2. Verduras con mantequilla va bien con patatas, carnes y pescados, apto para bocadillos.
  3. Verduras picadas de bolsas y se agregan recipientes a segundos platos, guisos, tortitas, tortitas, empanadas.
  4. cebolla blanqueada bueno en sopas y segundos platos.
  5. Para ensaladas, es mejor usar con moderación. plumas descongeladas.

opiniones

Muchas amas de casa que probaron el método de congelación de cebollas verdes por experiencia propia quedaron satisfechas con el resultado. Aquí hay algunos comentarios sobre este tema.

Anastasia, Moscú: “Me gustó la forma. El año pasado, congelé muchos de esos espacios en blanco, la cebolla sabe fresca. Agregué un poco a las sopas, a las empanadas con huevos “.

Valentina, Kazán: “Congelé las verduras con cubos de agua y con mantequilla. A las patatas, lo que le hace falta es aceite y una cebolla a la vez. Gracias al agua, el sabor y el aroma se conservan perfectamente. Cosecho todas las verduras excedentes de esta manera ”.

Lyudmila, San Petersburgo: “He estado usando cebollas congeladas durante mucho tiempo en invierno para sopas y pasteles. Me encantan las hierbas secas y congeladas. El sabor se mantiene bien. ¡A la familia le encanta!”

Conclusión

Cosechar cebollas verdes para el futuro le permitirá guardar verduras jugosas, que prácticamente no difieren de las frescas en sabor y propiedades. Hay diferentes formas de congelar una verdura, entre ellas, cada ama de casa elegirá las opciones adecuadas para ella. Las cebollas verdes en invierno agregarán variedad a la dieta y llenarán las necesidades del cuerpo de vitaminas y oligoelementos.

Rating
( No ratings yet )
Like this post? Please share to your friends:
Leave a Reply

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: